Prólogo : Pisada tras pisada... (Besos Púrpuras).

11:10



Lam Rim - Let go



Un día llega la inspiración que tanto buscabas, porque durante muchísimo tiempo sufriste terribles sucesos, los cuales te hicieron ponerlos pies en la tierra, considerarte una persona fuerte, a huir de la crueldad del mundo entero, a forjarte los pasos que dar tu mismo sin que nadie interfiera en tu camino, a desconfiar de la gente que aparenta ser muy amable al principio pero con el tiempo solo está ahí por el interés, ya que solo pretenden hacerte vulnerable. A partir de esta reflexión decidí lanzarme al vacío a ver que me deparaba.

¿Tal vez me autodestruya o  tal vez habrá un salvavidas que amortigüe el golpe? 

El destino no está escrito, lo decide uno mismo pisada tras pisada olvidando el pasado y centrándose en el presente. Lo llaman Carpe Diem: ¡Vivir el día!  
Aun así, ¿quién no se encuentra con una piedra del pasado? ¿Será un camino fácil superar ese obstáculo?

 Como escribió William Shakespeare para Hamlet:
‘‘Ser o no ser, esa es la cuestión. ¿Qué es más noble para el alma sufrir los golpes y las flechas de la injusta fortuna o tomar las armas contra un mar de adversidades y oponiéndose a ella, encontrar el fin? Morir, dormir… nada más; y con un sueño poder decir que acabamos con el sufrimiento del corazón y los mil choques que por naturaleza son herencia de la carne… Es un final piadosamente deseable. Morir, dormir, dormir… quizá soñar. Ahí está la dificultad. Ya que en ese sueño de muerte, los sueños que pueden venir cuando nos hayamos despojado de la confusión de esta vida mortal, nos hace frenar el impulso. Ahí está el respeto que hace de tan larga vida una calamidad. Pues quien soportaría los latigazos y los insultos del tiempo, la injusticia del opresor, el desprecio del orgulloso, el dolor penetrante de un amor despreciado, la tardanza de la ley, la insolencia del poder, y los insultos que el mérito paciente recibe del indigno cuando él mismo podría desquitarse de ellos con un puñal. Quejarse y sudar bajo una vida cansada, por el temor a algo después de la muerte – El país sin descubrir de cuya frontera ningún viajero vuelve- aturde la voluntad y nos hace soportar los males que sentimos en vez de volar a otros que desconocemos. La conciencia nos hace cobardes a todos. Y así el nativo color de la resolución enferma por el hechizo pálido del pensamiento y empresas de gran importancia y peso con lo que a esto se refiere, sus corrientes se desbordan y pierden el nombre de acción.’’

En cierto modo esta reflexión citada de una gran obra pretende concienciarnos de la cruel subjetividad de la vida misma infundada bajo el nombre de la huella de un sino programado y sin posibilidad de retroceso.

¿O quizás sí? ¡Quién no arriesga, no gana!




Besos púrpuras.











You Might Also Like

2 comentarios

  1. ¡Me encanta Ángela! Deseando estoy de poder leer más!
    Sé que todo está dicho ya pero espero que tengas mucha suerte, de verdad, y que algún día llegues a ser una gran escritora, prometo comprar todos tus libros! ji ji

    Besis guapa!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro pero es que no recuerdo ni que escribi tengo la cabeza en mil sitios... a ver si consigo estar más centrada jajaja

    Ya se que me habeis apoyado un monton y este es el 6 reto que me propongo desde el año pasado. Espero que funcione bien porque esa algo más que una simple aficción.

    Acabo de empezar pero tengo pensado no encasillarme y no poner 22 personajes y lo de las versiones ya veremos... Yo prefiero la inglesa porque es mas parecida a los personajes reales aunque yo no coincido en aspecto... ¡No di con mi doble! -.-

    ResponderEliminar

500px

500px
(Click it!)